Un 75 por ciento informa no recibir ningún tipo de tratamiento

[Leer la pagina en inglés.
Read this page in English.
]

 

Una encuesta entre adultos estadounidenses reveló que el trastorno por consumo de drogas es frecuente, concurre con una variedad de trastornos de salud mental y a menudo no se trata. El estudio, financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA), que es parte de los Institutos Nacionales de la Salud, descubrió que cerca del 4 por ciento de los estadounidenses cumplía los criterios de trastorno por consumo de drogas el año anterior y cerca del 10 por ciento ha tenido trastorno por consumo de drogas en algún momento de su vida.

"De acuerdo con esos resultados, más de 23 millones de adultos de Estados Unidos han lidiado con el consumo problemático de drogas", dijo George F. Koob, Ph.D, Director del NIAAA. "Dadas esas cifras, y otros datos recientes acerca de la prevalencia y el tratamiento insuficiente del trastorno por consumo de alcohol en Estados Unidos, es de vital importancia que continuemos nuestros esfuerzos por entender las causas de fondo de la adicción a las drogas y el alcohol, su relación con otros trastornos psiquiátricos y los métodos más eficaces de tratamiento".

El diagnóstico de trastorno por consumo de drogas se basa en una lista de síntomas que incluye: ansia de consumir, síndrome de abstinencia, falta de control y efectos negativos en las responsabilidades personales y profesionales. La quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) ya no utiliza los términos abuso ni dependencia. En su lugar, el DSM-5 considera un solo trastorno, que se califica según la gravedad (leve, moderado y grave), dependiendo del número de síntomas presentes. El individuo debe presentar por lo menos dos de 11 síntomas para que se le diagnostique un trastorno por consumo de drogas.

Puede tratarse del consumo problemático de anfetaminas, marihuana, drogas sintéticas (por ejemplo éxtasis, ketamina, metanfetamina), cocaína, alucinógenos, heroína, opioides sintéticos (por ejemplo oxicodona, morfina), sedantes/tranquilizantes y solventes/inhalantes. Se efectuaron entrevistas en persona para diagnosticar el trastorno por consumo de drogas, así como los trastornos por consumo de alcohol y por consumo de nicotina y varios trastornos de la personalidad.

El estudio, basado en la Encuesta Epidemiológica Nacional sobre Abuso de Alcohol y Problemas Relacionados (NESARC-III) del NIAAA, encontró que el trastorno por consumo de drogas era más frecuente entre los varones, los individuos de raza blanca e indígenas estadounidenses, y entre los solteros o divorciados. Las personas jóvenes y aquellas con niveles más bajos de ingresos y escolaridad también mostraron mayor riesgo. Se encontraron también diferencias regionales; por ejemplo, quienes residen en los 13 estados más occidentales de Estados Unidos (incluidos Alaska y Hawái) tiene mayor probabilidad de padecer trastorno por consumo de drogas durante su vida.

El estudio fue dirigido por Bridget Grant, Ph,D, Ph.D (con doctorados en psicología y epidemiología), del Laboratorio de Epidemiología y Biometría del NIAAA. El laboratorio de la Dra. Grant aplica las encuestas NESARC, una serie de sondeos epidemiológicos nacionales que evalúan el consumo de alcohol, el consumo de drogas, y trastornos psiquiátricos relacionados. Se evalúo a más de 36,000 personas conforme a los criterios del DSM-5. El estudio está publicado actualmente en el sitio web del Journal of the American Medical Association (JAMA) –Psychiatry.

Al igual que en investigaciones anteriores, el estudio actual mostró que las personas con trastorno por consumo de drogas tenían una probabilidad significativamente mayor de padecer una extensa variedad de trastornos psiquiátricos, incluidos trastornos del ánimo, ansiedad, estrés postraumático y trastornos de la personalidad. Los individuos con trastorno por consumo de drogas el año anterior tuvieron una probabilidad 1.3 veces mayor de experimentar depresión clínica, 1.6 veces mayor de padecer trastorno de estrés postraumático (PTSD) y 1.8 veces mayor de tener trastorno limítrofe de la personalidad, en comparación con las personas sin trastorno por consumo de drogas. El trastorno por consumo de drogas también se relacionó con los trastornos por consumo de alcohol y de nicotina, con un aumento triple del riesgo.

"La prevalencia y la complejidad de los trastornos por consumo de drogas que revela este estudio, junto a la falta de tratamiento, hablan de la necesidad urgente de que los profesionales de atención de la salud se capaciten en técnicas apropiadas para identificar, evaluar, diagnosticar y tratar los trastornos por consumo de sustancias entre los pacientes de su consulta", declaró Nora D. Volkow, M.D., Directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, que aportó fondos para el estudio.

Según los resultados del estudio, la mayoría de las personas con trastorno por consumo de drogas nunca recibe ningún tipo de tratamiento. Recibieron atención alrededor del 14 por ciento de las personas que tuvieron trastorno por consumo de drogas el año anterior y 25 por ciento de las que alguna vez han tenido el trastorno. Incluso entre las personas con trastorno por consumo de drogas de moderado a grave, recibieron tratamiento menos del 20 por ciento de las que tuvieron el trastorno el año anterior y menos de un tercio de las que lo han tenido alguna vez en la vida.

Las tasas de tratamiento por el trastorno por consumo de alcohol son igualmente bajas. Antes, este mismo año, el grupo de la Dra. Grant encontró que casi un tercio de los adultos de Estados Unidos padecen trastorno por consumo de alcohol en algún momento de su vida, pero solo cerca del 20 por ciento reciben tratamiento.

Los autores advierten que las bajas tasas de tratamiento para el trastorno por consumo de drogas pueden reflejar escepticismo respecto de la eficacia del tratamiento, así como recursos insuficientes, falta de conocimiento entre los proveedores de atención a la salud y barreras relacionadas con el estigma. Advierten la necesidad de desestigmatizar el trastorno por consumo de drogas e informan al público sobre los adelantos recientes en el tratamiento basado en la evidencia y cómo acceder a ayuda.

Acerca del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA): El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo, perteneciente a los Institutos Nacionales de la Salud, es la principal agencia de Estados Unidos encargada de realizar y respaldar la investigación sobre las causas, las consecuencias, la prevención y el tratamiento del abuso del alcohol, el alcoholismo y los problemas de consumo de alcohol. El NIAAA también difunde los resultados de investigación entre el público general y los públicos profesional y académico. Se encontrará más información y otras publicaciones acerca de la investigación sobre el consumo de alcohol en www.niaaa.nih.gov.

Acerca del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA): El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) es un componente de los Institutos Nacionales de la Salud, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIDA apoya la mayor parte de la investigación mundial sobre los aspectos de salud del abuso y la adicción a drogas. El Instituto tiene en marcha una gran variedad de programas para informar sobre la normativa y mejorar la práctica. Se pueden encontrar fichas descriptivas sobre los efectos de las drogas de abuso e información sobre la investigación del NIDA y otras actividades, en www.drugabuse.gov, que ahora es compatible con su teléfono inteligente, iPad o tableta. Para pedir publicaciones en inglés o en español, llame al centro de divulgación DrugPubs del NIDA, al teléfono 1-877-NIDA-NIH o al 240-645-0228 (TDD) o envíe su petición por correo electrónico a drugpubs@nida.nih.gov. También puede hacer sus pedidos por Internet en drugpubs.drugabuse.gov. La guía para los medios del NIDA se puede encontrar en drugabuse.gov/mediaguide, y su sitio web de fácil lectura, en www.easyread.drugabuse.gov.

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por su sigla en inglés): NIH, la agencia nacional de investigación médica, incluye 27 Institutos y Centros y es un parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. NIH es la principal agencia federal dedicada a realizar y respaldar la investigación médica básica, clínica y traslacional, y está investigando las causas, tratamientos y curaciones de enfermedades comunes y raras. Si desea mayor información sobre NIH y sus programas, visite www.nih.gov.

 

 

[Leer la pagina en inglés. Read this page in English10 percent of US adults have drug use disorder at some point in their lives]