News Release

Image
a doctor consults with a patient

Un nuevo estudio avalado por los Institutos Nacionales de la Salud demuestra que las personas con trastorno por consumo de alcohol (o AUD en inglés) tienen menos probabilidades de recibir medicamentos antivirales para la hepatitis C, a pesar de que las guías actuales recomiendan el tratamiento antiviral independientemente del consumo de alcohol. El tratamiento antiviral de acción directa es altamente efectivo para reducir la enfermedad grave y la muerte entre las personas con infección por el virus de la hepatitis C (VHC), una afección que ocurre comúnmente entre las personas con el AUD. Liderada por científicos de la Universidad de Yale, en New Haven (Connecticut), la investigación fue realizada por un equipo de científicos internacionales y publicada en JAMA Network Open.

"Hay brechas en el tratamiento para las personas con el VHC que también tienen un diagnóstico de AUD concurrentes, y es estas brechas deben abordarse ", dijo la doctora Lamia Y. Haque, MD, MPH, autora del estudio, profesora asistente y directora de la Clínica de Yale para el Tratamiento del Alcohol y la Adicción en Hepatología, Enfermedades Digestivas en la Facultad de Medicina de Yale. "Para los pacientes con VHC y AUD, esto se refiere a una diferencia no solo en el tratamiento para AUD, sino también en el tratamiento para VHC que puede salvarles la vida. Ambos son cruciales para la salud del hígado".

La doctora Haque y sus colegas utilizaron datos de la Cohorte de Nacimiento de Veteranos, (página en inglés), un estudio de observación que contiene registros electrónicos sobre la salud de todos los pacientes nacidos entre 1945 y 1965, que reciben atención a través de la Administración de Salud de Veteranos (VHA, por su sigla en inglés). Esta cohorte fue elegida para el estudio ya que las personas en este grupo tienen más probabilidades de haber sido diagnosticadas con VHC que otros grupos de edad. A partir de esta muestra, se identificaron y analizaron los datos de 133,753 individuos (el 97% de hombres) en función de su historial de VHC, documentación de las respuestas al cuestionario de la Prueba de Identificación de Trastornos por Consumo de Alcohol (AUDIT-C en inglés) y sus visitas a algún oficina de la VHA desde enero de 2014 hasta mayo de 2017.

Los participantes del estudio se dividieron en tres categorías: AUD actual, riesgo o bajo riesgo de consumo de alcohol, y abstinencia con o sin antecedentes de AUD. Los investigadores encontraron que, durante todos los años evaluados, las personas que cumplían con los criterios para presentar el AUD, independiente de si actualmente se abstenían del consumo de alcohol, tenían menos probabilidades de recibir tratamiento antiviral de acción directa para el VHC dentro de uno o tres años del diagnóstico de VHC, en comparación con las personas sin el AUD.

Los autores sugieren varias causas subyacentes que podrían influir en la ampliación de la brecha en el tratamiento del VHC-AUD, incluido el estigma que rodea el uso de sustancias, (página en inglés) la indecisión para recetar el tratamiento debido a las preocupaciones sobre la adherencia a los protocolos de tratamiento, la aceptación del tratamiento del VHC por parte de los pacientes y los retrasos involuntarios si la abstinencia del alcohol es obligatoria o los pacientes no pueden establecer la atención para el AUD.

El VHC que no ha sido tratado es un problema médico grave, que conduce a una enfermedad grave e incluso a la muerte debido a complicaciones como la cirrosis y el cáncer de hígado. La cirrosis y otras formas de enfermedad hepática también son preocupaciones importantes entre las personas que consumen de manera indebida del alcohol. La doctora Haque agrega que, debido a esto, "es lógico priorizar el tratamiento del VHC entre los individuos con el AUD, ya que los resultados pueden ser más graves en esta población".

"Esta investigación es un ejemplo de por qué los esfuerzos para reducir el estigma en torno al AUD e integrar la atención para AUD y las afecciones concurrentes como la enfermedad hepática y el VHC, son de importancia crítica para cerrar la brecha en el tratamiento. Los profesionales de cuidado de salud desempeñan un papel esencial en la identificación y el tratamiento del consumo problemático de alcohol y los trastornos concurrentes, lo que puede contribuir a mejores resultados de salud", dijo el director del NIAAA, George F. Koob, Ph.D.

Referencia: Haque, L.Y.; Fiellin, D.A.; Tate, J.P. et al. Association between alcohol use disorder and receipt of direct-acting antiviral hepatitis C treatment. JAMA Network Open. 2022. https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2799555